Síguenos

“¿Qué cuento me vas a hacer, si yo llegué a los ochenta y cinco años comiendo carne y bebiendo leche

Causas para estigmatizar el veganismo surgen por generación espontánea y en cantidades industriales y están respaldadas por el ejército más numeroso y mejor blindado del mundo: el de los carnívoros “por naturaleza”. Las redes sociales –que llegaron para quedarse por un buen tiempo- sumadas a los viejos medios masivos de comunicación, hacen que la defensa a ese statu quo sea implacable. A esos milicianos, a muy temprana edad se les incorpora en el cerebro un chip que dictamina que aquellos enajenados mentales que defienden el "desquiciado" postulado de que los animales tienen el derecho a vivir con dignidad, son unos peligrosos revolucionarios, una especie de secta maldita que lo único que bu

¡#$%&/+%$#* (PALABRAS QUE NO SE PUEDEN TRANSCRIBIR POR SU ALTO CONTENIDO VIOLENTO)

Indudablemente los veganos recorremos otras aristas, exploramos otros senderos y dichas circunstancias provocan interferencias y cortocircuitos con el resto de la humanidad –que le cuesta una enormidad los cambios-. Los otros días, un gran amigo dio en la tecla con un comentario que hizo público referente a mi nueva realidad, enfocada hacia el respeto de la vida animal, en otras palabras, tras la ruta del verdadero camino hacia la equidad y la Justicia: “permíteme que te señale un error, mi querido Alejandro. Tú dices: “una vez que adopté este estilo de vida “radical”, comenzaron a caerme cohetes desde los cuatro puntos cardinales", lo cual no es correcto: ¡comenzaron a caerte misiles!, de l

  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Entradas recientes
Buscar por tags
Entradas destacadas
Archivo

Sígueme en las redes sociales

© 2017. Creado por Casa Houli Creative, para Alejandro Goldstein.